Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
FADEC - Federación Andaluza de Deporte para Ciegos

Remedios Medina, atleta: “Es muy complicado dominar la técnica de lanzamiento”

Cristian Díaz| Remedios Medina Maqueda, (Sevilla, 1993), es una joven atleta con discapacidad visual grave que, aunque ha comenzado sólo hace dos años su carrera en el lanzamiento, consiguió el año pasado, en su debut en el Campeonato de España, dos platas: una en peso, y la otra en disco. La hispalense, aparte de pertenecer a la FADEC, también compite con el club de atletismo San Pablo. Medina es profesora de Educación Infantil. Le encantan el cine las series y ha visto, entre otras, Breaking bad, New girl, Lost y La casa de papel. Además, la sevillana afirma que la le gusta mucho comer. “la comida es mi gran pasión”, explicó.

Remedios Medina en la sede de la Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla

Remedios Medina en la sede de la Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla

Lleva poco tiempo en el lanzamiento de peso… ¿Antes habías practicado algún otro deporte?
No. Hace dos años, yo empecé a realizar atletismo porque quería hacer deporte. No quería hacer atletismo en concreto, sino que quería hacer, simplemente, deporte. Me enteré de que en ONCE había atletismo y digo: me voy a apuntar. Me apunté y luego me encontré con la sorpresa de que me dijeron que tenía que competir. Digo: ¿Yo que voy a competir si no he hecho nada en mi vida? Entonces, el primer año fue un poco de prueba. Hice de todo. Hice salto, corría, hacía lanzamiento… Hacía de todo. Y, ya el segundo año, como mi pareja es lanzador de peso y de disco y como él siempre estaba en la zona de lanzamiento, pues me empezó a interesar más. Ya acabé lanzándome yo por el lanzamiento.

¿Se puede decir que se decidió por el lanzamiento por amor?
Se podría decir… (risas) Al principio no me gustaba. Yo, al principio, no lo quería hacer porque me parecía aburrido, pero luego ya, cuando lo empiezas a probar y empiezas a ver que cada vez haces un poquito más, te empiezas a motivar y te das cuenta de que no es fuerza, sino que necesitas mucha técnica y es bastante complicado. Entonces, ya me empezó a gustar más.

¿Con qué dificultades se encuentra una persona ciega o con discapacidad visual grave a la hora de practicar cualquier modalidad de atletismo?
Es complicado porque una persona que no ha visto nunca no sabe, realmente, cómo se corre, por ejemplo, o cómo se salta. Nunca lo ha visto y nosotros aprendemos por imitación de los adultos. Yo, por ejemplo, le he hecho muchas veces de guía a algunas chiquillas que han venido a atletismo y, cuando corren, se nota como que no saben correr, como que hacen cosas muy extrañas… Claro, tú les intentas explicar, intentas que toquen… Pero es muy complicado para una persona que nunca ha visto. Por ejemplo, si estás haciendo los estiramientos… Si no tienes una persona detrás que te esté diciendo esto es así, te está tocando y tú estás tocando, Es muy difícil que la otra persona sepa cómo se hace. Por eso, también es mucho más difícil hacer un deporte cuando no ves porque no puedes aprender por imitación, si eres ciego total.

Desde fuera, a la gente le puede resultar sencillo el lanzamiento de peso, pero seguro que requiere mucha técnica. ¿En qué consiste, realmente, este deporte?
Es complicado, sobre todo para las personas con déficit visual porque nosotros una de las grandes cosas que no tenemos es ni coordinación, ni equilibrio. Y, son dos cosas fundamentales que te hacen falta para lanzar, sobre todo, si haces un desplazamiento. Yo, a día de hoy, estoy lanzando, totalmente, de parado, que solamente te inclinas y lanzas, pero este año que quiero meter lo que es el desplazamiento es muy complicado porque tienes que poner en marcha muchas partes de tu cuerpo y es muy difícil conseguir un lanzamiento perfecto. Si lo haces mal, obviamente, lanzas muchísimo menos. Entonces, es muy complicado.

¿Ha empezado a entrenar la técnica de movimiento?
Sí, pero muy poquito porque este año la temporada se ha alargado mucho porque viene el Mundial de Dubái. Empezaremos un poco más a fondo ya a partir de enero, a lo mejor. Ahora mismo estoy con el gimnasio, lanzando un poco de vez en cuando… Pero todavía no he empezado de pleno.

¿En esta primera toma de contacto con la técnica del movimiento, ¿qué te ha resultado más complicado?
El tema de la coordinación. Nosotros hacemos muchos ejercicios de coordinación y de equilibrio como, por ejemplo, las escaleras. Tenemos que ir, a lo mejor, a la pata coja por las escaleras y cosas así y es muy complicado. A mí me da mucho miedo la verdad. Siempre pienso que me voy a caer (risas).

Se agarrarán a algo… ¿no?
Yo me agarro a la baranda, pero, normalmente, la gente, no. Yo, porque soy muy miedica y creo que me voy a caer, pero, normalmente, lo haces sin agarrarte a nada porque se supone que tienes que coger confianza en ti y aprender a tener esa coordinación y ese equilibrio que no tenemos. Es entrenarlo, hasta que lo consigas tener.

¿Cómo se llega a dominar la técnica de lanzamiento?
Hombre… Yo creo que es muy complicado. Yo no lo tengo dominado y creo que, incluso, los propios profesionales tampoco lo tienen dominado porque es una disciplina donde un lanzamiento puede ir fuera, y ya es nulo; otro puede tocar el borde delantero, y también sería nulo… Entonces, es muy relativo. Un lanzamiento te puede salir muy bien y otro lanzamiento te puede salir muy mal. Entonces, yo creo que es imposible tener dominada completamente una técnica o un lanzamiento.

“No suelo tener complejos por nada”

Remedios Medina ha sumado a su trayectoria dos medallas de plata

Remedios Medina ha sumado a su trayectoria dos medallas de plata

¿Cuántas horas entrena semanalmente para alcanzar los resultados que ha obtenido?
Semanalmente, no lo sé. Al día, entreno entre tres y tres horas y media, más o menos. Dos horas de gimnasio y hora u hora y media de pista, depende del día.

¿Cuántos días a la semana?
Gimnasio, prácticamente, todos los días, de lunes a domingo. A lo mejor, descansamos un día entre medias. Pista sólo de lunes a jueves porque es cuando hay. Luego el viernes no hay y sábado y domingo tampoco.

Vamos, qué está fuerte…
Sí, más que el vinagre… (risas)

Ha conseguido dos platas en el Campeonato de España. Una en lanzamiento de peso, y otra en disco. ¿Qué significó eso para usted? ¿Cómo vivió ese momento?
A ver, te voy a contar un poco la historia porque es que fue impresionante, en el sentido de que yo no me lo imaginaba porque yo llevaba sólo el año anterior, que había estado haciendo de todo, y el año que lo conseguí sí me estaba especializando un poco más en lanzamiento, pero me estaba especializando en peso y no en disco que yo la mínima la hice con disco, que es en lo que ahora me estoy especializando más. Fue como en el último mes. Me quedaba un mes para poder hacer la mínima para clasificarme para el Campeonato de España. No sé por qué me dio por coger el disco, porque yo estaba haciendo peso. Y, de repente, vimos que no se me daba tan mal. Fui a un control, hice en torno a 14 metros. Otro control, hice 15 metros. Otro control, hice unos 16. Y ya, corriendo, en el último control de toda la temporada, el último en el que podía hacer la mínima, fuimos hasta Huelva, que era donde se hacía el último control, y en Huelva conseguí hacer 19,60, la mínima eran 18 metros y conseguí hacer 19,60, así que conseguí la mínima y pude ir al Campeonato de España. Ya, con haber ido al Campeonato de España, estaba contenta. Ya me daba igual no ganar nada. Y, luego ya traerme dos medallas de plata para Andalucía, pues ya fue… Apaga y vámonos…

¿Cuál es la distancia máxima que ha lanzado en disco?
Pues, 19,60. El día que hice la mínima fue cuando hice más. En el Campeonato de España hice un poco menos. Hice 18,03.

¿Y en peso…?
En peso tengo 6,40… Creo… Es que el peso es mucho más complicado. La mínima de peso son siete y medio y, a día de hoy, no la hace ninguna mujer en España.

Estamos hablando de distancia, pero… ¿cuánto pesan estos artilugios?
El peso de mujer pesa cuatro kilos. El de hombre pesa 7,250. El disco para mujer pesa un kilo y el de hombre pesa dos kilos. Pero no es tanto lo que pese, sino la técnica porque a ti te pueden dar una bola, tener fuerza, y lanzarla súper poco, y otra persona que sí tenga técnica, pero tenga menos fuerza, la lanza más lejos. Es muy relativo.

¿De qué materiales son?
La bola yo creo que es de plomo o hierro. El disco suele ser de acero y plástico o de goma entero. Depende del disco.

¿Qué ha encontrado en el lanzamiento para engancharse a este deporte?
El deporte en general, al principio, a nadie le gusta porque todo el mundo, por naturaleza, es flojo. Pero a la gente le empieza a gustar porque, haciendo deporte, se liberan endorfinas y, obviamente, te da felicidad y te sientes mejor. El lanzamiento, ya te digo, a mí, al principio, no me gustaba, me parecía aburrido, pero porque, claro, no tenía ni idea de lanzar. Cuando vas aprendiendo un poco y vas viendo que, realmente, es súper complicado, que tiene su técnica, que tienes que ir aprendiendo muchas cosas, que vas mejorando esa técnica, que vas mejorando esas marcas, pues como que te empiezas a motivar porque dices: Huy, ¿si algún día puedo llegar a lanzar tanto…? Y te empiezas a motivar más…

¿Quién la entrena?
Me entrena Antonio Olivencia. Es entrenador nacional y entrena, en general, a toda la gente de atletismo de la ONCE.

¿Qué tipo de indicaciones recibe para poder entrenar con eficiencia? ¿Es muy duro?
No. De hecho, nosotros con nuestro entrenador nos llevamos genial. Es una persona que, a simple vista, parece muy seria, pero que luego es muy gracioso y muy buena gente. Lleva muchísimos años trabajando como entrenador para ONCE. Pero muchísimos años, no sé si llevará 20 años o más. Y, la verdad es que él siempre está con nosotros, nos dice cómo tenemos que hacer las cosas, nos corrige. Luego, aparte, a lo mejor, te hace vídeos para que tú los veas y veas dónde te equivocas. Siempre está con nosotros, aconsejándonos en todo tipo de ámbitos porque, a lo mejor, cuando estás en un campeonato estás un poquito nervioso, pues también te intenta tranquilizar. No es sólo entrenador de que te diga esto es así o así…

¿Cómo sabe cuándo está bien posicionada para ejecutar el lanzamiento?
Si eres ciego total, sí tienes un guía que te suele posicionar y luego se suele poner delante tuya, lejos porque le puedes dar, y te indica con la voz porque, claro, es más complicado. Yo, como tengo un resto visual funcional, pues, normalmente, me posiciono sola y me pongo cómoda, como yo creo que voy a lanzar mejor. Pero es verdad que, como no veo bien, en los laterales tenemos unas cintas, que es de donde no se puede salir la bola o el disco, si no es nulo. Entonces, sí es verdad que, a veces, cuesta un poco situarte y, a mí, lo que me gusta es que mi entrenador se ponga lejos, cuando voy a lanzar el disco porque, claro, el disco como sí va muy lejos, yo no lo veo. La bola cae cerca y sí puedo ver dónde cae. Pero el disco no lo veo. Entonces, me gusta que mi entrenador se ponga para tener, al menos, una referencia de que ahí hay algo. Ver un bulto, ver a alguien para saber dónde va a ir el disco. Como una referencia visual.

Concentración, equilibrio, fuerza, destreza… muchas son las virtudes que debe englobar un lanzador de peso. ¿Cómo extrapola estas habilidades a su vida diaria?
A ver, al principio, no me gustaba mucho porque, cuando empiezas a hacer tanto gimnasio, para una mujer, sobre todo, empiezas a coger mucho volumen de brazo y de todo y es súper complicado encontrar ropa porque, claro, tú imagínate, los brazos me han aumentado mucho y la mayoría de las camisas, de las cosas, me aprietan. Entonces, para una mujer, no es tan estético y no es tan agradable porque luego, a lo mejor, te sientes mal porque no encuentras ropa que ponerte o no te gusta cómo se te está poniendo tu cuerpo. La parte de arriba del pecho que es lo que, a lo mejor, más trabajo la veo muy exagerada para lo que es mi cuerpo porque yo mido metro y medio. Entonces, claro, como que me veo demasiado hinchada, demasiado fuerte por arriba y no me gusta mucho, la verdad… Pero, bueno, es algo que tú deporte requiere y lo tienes que hacer, si de verdad te gusta el deporte que haces.

¿Lleva bien esos cambios fisionómicos que te van ocurriendo, aunque no te gusten demasiado?
Sí, yo lo acepto y punto. Si no me gustara demasiado porque tuviera complejo o lo que sea, pues, simplemente, dejaría de ponerme tan fuerte o dejaría el deporte de lanzamiento, una de dos… Me dedicaría a otra cosa. No suelo tener complejos por nada. Entonces, no me importa.

Eso es lo que importa…
Sí.

Después de las dos platas… ¿Qué? ¿Cuáles son sus próximos objetivos?
Ahora mismo lo que tenemos es el control, que no es una competición, que es sólo para ver cómo estamos al principio de temporada, Es el 1 y 2 de diciembre, que es de laFADEC. Luego, el campeonato todavía no se sabe porque, como son tan adelante, aún no se sabe. Creo que hay uno en abril y el otro no sé si dijeron que era más tarde. No sé. Queda muchísimo. Este año se ha alargado mucho la temporada. Entonces, no se sabe todavía nada. Lo que sí iré será a controles para competir a nivel visual. Es decir, yo estoy federada por el Club San Pablo, también. Y puedo competir a nivel visual. Obviamente, yo competir a nivel visual no me sirve de mucho porque compito con gente que ve y que hace las cosas mucho mejor, pero sí me sirve para conseguir la marca mínima. Tengo más opciones. Porque si solamente vas a los dos campeonatos que tenemos a nivel ONCE, sólo tienes dos opciones de hacer la mínima, pero si estás federado con otro club, tienes más opciones para hacer la mínima. Es lo que me pasó a mí y, por eso, pude ir a Huelva.

¿Qué aprendes cuando compites con personas que ven?
Te quedas impresionada porque, claro, cuando veo a las chicas que lanzan el disco y eso es impresionante porque ni se ve dónde está el disco… Hombre, aprendes porque también las miras, ves cómo hacen el giro, cómo hacen las cosas, cómo se sitúan y vas aprendiendo poquitas cosas… Pero es mucho más complicado pasarlo luego a nuestro cuerpo.

¿Animaría a las personas ciegas o con discapacidad visual grave a practicar este deporte?
Sí, el lanzamiento y cualquier tipo de deporte. Yo creo que, para cualquier persona con cualquier tipo de discapacidad o sin discapacidad, el deporte es muy importante Ya no sólo porque tú vayas y hagas deporte, sino que, normalmente, te relacionas también con gente que está haciendo deporte. Eso te puede llevar a hacerte un grupo de amistad, por otro lado. Yo creo que es muy bueno. No sólo por hacer deporte, sino porque conoces a gente y desarrollas tus habilidades sociales también.

Eventos programados

No hay nuevos eventos.

Enlaces de interes

Suscripción

Indique su correo electrónico para recibir notificaciones de las nuevas noticias

General
Calendario
Ajedrez
Atletismo
Esquí
Fútbol 5
Fútbol Sala
Goalball
Judo
Montaña
Natación
Pesca
Petanca
Show Down
Tiro Olímpico
Vela

¿Cuanto es 2 más 5?


  • Junta de Andalucía

  • ONCE

  • Grupo ABADES